NUESTRO MODELO

 Educar en la globalidad desde la creatividad, la innovación y la excelencia

 

Ya hace cuatro años que nos adentramos de pleno en este nuevo proyecto educativo derramado en la creatividad, la innovación y buscando la excelencia. Queremos formar alumnos creativos, capaces de imaginar, inventar y crear; innovadores, dispuestos al cambio y la innovación, y excelentes, buscando la mejor manera de hacer las cosas.

Porque somos conscientes que vivimos en una sociedad cambiante, en tránsito continuo, líquida, compleja, con nuevos perfiles, nuevas situaciones y nuevos escenarios... que ya tenemos aquí y nos encontramos inmersos. Y es desde la escuela que tenemos que dar respuesta y hemos de preparar a los ciudadanos del mañana para la nueva sociedad que encaran y  no conocemos.

La educación tal como la hemos conocido y cómo continúa en muchos lugares, ya no sirve para la nueva sociedad, por eso hemos de cambiar la escuela, su entorno y sus metodologias. El futuro está aquí y ahora, pero todavía no sabemos todo lo que nos deparará. Desconocemos cómo será la sociedad del futuro, pero tenemos que ser capaces de formar los nuevos hombres y mujeres que estén preparados para asumirla y transformarla.

Pero en esta sociedad del futuro, ser persona sigue siendo importante. Tenemos que ser capaces crear y formar una nueva humanidad de acuerdo a los tiempos en que estamos, pero sin renunciar a la esencia más profunda. En nuestra escuela queremos formar el corazón y el intelecto de nuestros alumnos. Abiertos a la sociedad y a la trascendencia. ¡Competentes en el sentido lleno de la palabra! Por eso padres, profesores, alumnos y también la sociedad en todo lo bueno que tiene, tenemos que ser capaces de formar una auténtica comunidad de aprendizaje, donde todos aprenden de todos y de todo el mundo para saber dar respuesta a los retos y necesidades de este naciente siglo XXI.

educa